Beady Eye – Different Gear, Still Speeding (Review)

Publicado el Lunes, 14 de marzo de 2011, por Raúl García

Beady Eye - Different Gear, Still Speeding

No puedo empezar a dar mi opinión sobre Different Gear Still Speeding, el disco de Beady Eye, sin decir que no me esperaba gran cosa del disco. Me gustaba Oasis, pero nunca me mató, y la verdad es que sin su cerebro no esperaba que fueran a hacer algo ni medianamente decente.

Ahora puedo decir que me equivoqué. Seamos serios, no estamos hablando de un disco que vaya a pasar a la historia, más allá de ser una prueba de fuego para los integrantes del grupo, porque muchos de nosotros no dábamos un duro por ellos, y tenían casi la obligación de hacer un disco bueno –o como mínimo decente- para demostrar que Oasis era algo más que la imaginación y el talento de Noel Gallagher. Y sin embargo, ahí es donde veo el principal punto débil del disco. Beady Eye no aporta absolutamente nada nuevo. El disco a ratos parece responder a la pregunta de ¿qué haría Noel Gallagher aquí? Y cuando no responde a esa pregunta, se limita a beber directamente de sus influencias principales, con un tono de los Beatles muy marcado.

Pero eso no le quita la gracia al disco. Tiene canciones rápidas y con ritmo como Bring the Light, Beatles and Stones, o la genial Standing on the Edge of Noise, canciones más tranquilas como Wind Up Dream, Wigwam o Kill for a Dream, y tres canciones geniales para acabar: Three Ring Circus, The Beat Goes On y The Morning Son. Como digo, tampoco aporta nada Nuevo: For Anyone, Beatles and Stones o Wigwam son –o mejor dicho, intentan ser- canciones de los Beatles, mientras que Four Letter Word parece un descarte del último disco de Oasis, y Standing on the Edge of Control, The Morning Son, o The Roller, el single que ha fallado estrepitosamente en las listas de venta británicas, podrían ser canciones del grupo original. Esta falta de novedad, esta falta de evolución, tampoco hace que impida disfrutar de un disco efectivo, interesante y que no se hace nada aburrido. Quizás el principal punto débil de Beady Eye sean las letras. Hay un universo de distancia en cuanto a calidad entre Oasis y Beady Eye, como la hay entre Liam Gallagher y su hermano. Las letras son demasiado simples, poco inspiradas y nada originales, aunque cuentan con la ventaja de tener una voz tan buena y carismática: una cosa es que no considere a Liam Gallagher como un buen compositor y que crea que está mal de la cabeza, y otra cosa muy diferente es que no lo considere un gran cantante, porque lo es.

Resumiendo, Different Gear Still Speeding es un buen disco –que no grande-, aunque lo cierto es que la principal prueba de fuego para Beady Eye llegará con el próximo disco, en el que probablemente exigiremos algo más a los chicos de Liam Gallagher. Mientras tanto, nos dejan un álbum más que escuchable, que no es poco.


¡Compra música y mucho más en FNAC

Responder

Deja tu comentario y sé respetuoso con los demás