Arcade Fire Sobrecoge y Arrasa En MTV Galicia 2010

Publicado el Domingo, 12 de septiembre de 2010, por Natalia Fernández

El domingo día 5 de septiembre, 15.000 personas tuvieron el gran privilegio de entrar al recinto del Monte Do Gozo en Santiago de Compostela para celebrar el especial MTV Galicia 2010. Con un cartel que ya prometía y que cumplió con creces las expectativas, los allí presentes pudieron disfrutar gratuitamente de las impecables actuaciones de Cornelius 1960, Temper Trap, Echo And The Bunnymen y los estelares Arcade Fire.

Con una organización desplegada por más de 300 efectivos que velaban por la seguridad en el interior y en la periferia del recinto, el acceso del público fue puntual, fluido y sin contratiempos. Todo hay que decir que se esperaba completar el aforo de 25.000 personas y solamente se llegó a cubrir poco más de la mitad.
Las actuaciones siguieron el orden y horario exhaustivos indicados en el cartel y se amenizaron con la música electrónica de Eme Dj los intervalos de tiempo en los que se preparaba el escenario. Todo ello se difundió en internet en directo a través de la página de MTV España en un espacio en el que cualquier persona podía dejar opinión utilizando el Facebook.

Se encargaron de romper el hielo los gallegos Cornelius 1960 poniendo en escena un amplio abanico de ritmos. Es muy complicada la labor de clasificar al grupo en un solo tipo de música ya que pudimos escuchar canciones rock a lo Incubus, soul/funk/disco a lo Jamiroquai , incluso llegaron a versionar la canción “Inmigrant Song” de Led Zeppeling. También fueron ellos los que vieron la cara amarga del directo cuando, en dos ocasiones, tuvieron que seguir tocando sin sonido.
La siguiente actuación vino de mano de The Temper Trap. El grupo australiano había tenido su última visita a España en el festival de Benicassim, pero fue en el escenario Compostelano donde añadió dos nuevas canciones en el repertorio, lo que hace ver intenciones de producir disco nuevo. Entre tanto, las famosas “Sweet Disposition”, “Science of Fear” y “Fader” hicieron bailar a todo el mundo con sonido atmosférico, guitarras cañeras y ritmos pulsantes. Un directo excelente que no dejaba tiempo a la distracción, se notaba que se encontraban a gusto en el escenario (salvo en las ocasiones en las que el sonido distorsionaba demasiado). Como curiosidad el cantante Dougy Mandagi, gran vocalista con destreza en el falsete, confesó que le encanta el pulpo.

A continuación, Echo and The Bunnymen demostró una vez más por qué es una leyenda de la música independiente. Hicieron un repaso a las piezas más importantes de su discografía y se atrevieron con versiones de temas míticos como como Take a Walk on the Wild Side de Lou Reed. Únicamente aflojó un poco en su canción más popular perteneciente a la banda sonora de de la película Mysterious Skin: The Killing Moon. En general dejaron un buen sabor a todos los espectadores con anuncio incluido de por medio: en 2011 saldrá a la luz su próximo trabajo.
Llegaron las 22:00h. Era el turno de Arcade Fire, lo que todo el mundo estaba esperando. Y no es para menos pues hacían ya tres años que no daban un directo en España desde el festival Summer Case 2007 en Madrid.
El grupo de Montreal apareció en un escenario ampliado entre luces de colores, zumbidos y una pantalla gigante añadida a las que ya había desde el principio del festival. Y por fin arrancaron los primeros acordes que hacían presagiar el tema Ready to Star. Explosión de luces y el público entró al momento en estado de shock con saltos, aplausos y gritos. A esas horas ya no quedaba luz natural y lo único que se veía era el escenario. Pero como era lógico ya nadie quería mirar a otra parte. Tenían delante a la banda que, tras la publicación de su tercer disco The Suburbs, se ha hecho con el número uno en ventas de EEUU y el segundo en España.

Continuaron tocando más canciones del último disco como Month of May, We Used to Wait y Rococo entre otras, y fueron intercalando también las favoritas de los discos anteriores: Neon Bible y Funeral.
Para la puesta en escena no utilizaron una gran infraestructura, simplemente se bastaron con una gran pantalla y algunos focos de luz. No se sirvieron de ningún otro mecanismo y artilugio para atraer la atención. Solamente su propia música y la manera en que la vivían en el escenario. En lo que no escatimaron en absoluto fue en energía, vitalidad y en instrumentos. Se llegaron a ver desde zanfonas hasta mandolinas, pasando por todo un repertorio de guitarras, violines, bajos, baterías, percusiones, pianos, un clavicordio… y ninguno de ellos pasó por la misma persona más de dos canciones, se intercambiaban de puesto a cada canción.

Al otro lado se encontraba un público totalmente entregado que a la vez formaba parte de la maquinaria musical de Arcade Fire. La gente cantaba las canciones a pleno pulmón y quien menos las tarareaba. Los aplausos sonaban a kilómetros y se veía alguna que otra lágrima de pura emoción. Y todo se acrecentaba cuando se trataba de himnos como No Cars Go, The Funeral, Tunnels, Intervention, Power Out/Rebellion.
Pero como era de esperar, no solo dio voz Win Butler. La multiinstrumentista Regine Chasagne interpretó Haití y Sprawl II, dejando claro que no era precisamente su vestido lo que más brillaba en ella.
La banda se despide, agradece de corazón en calor recibido y abandona el escenario. A esto el público responde pidiendo bises coreando el estribillo de Rebellion.

Se desencadena la locura cuando el grupo vuelve para finalizar con Keep the cars running y su épico Wake Up mientras que en el proyector exhibían las imágenes del público al borde del éxtasis.
Ahora sí, el espectáculo se termina y todos abandonan el recinto con la resaca que deja un exagerado derroche de adrenalina.
Sin duda el directo de Arcade Fire es uno de los mejores que existen en el panorama musical contemporáneo. Recomiendo enardecidamente la experiencia, que con toda seguridad, no dejará a nadie indiferente. Por lo tanto enhorabuena a los que tuvieron el privilegio de estar allí y al resto decirles que aun tienen la oportunidad de ver los conciertos el 18 de septiembre, en el estreno que hace la MTV de su nueva cadena en TDT. Y si lo que queréis es verlos en vivo, estarán en Madrid y Barcelona el 20 y 21 de noviembre respectivamente. Pero mucho ojo que las entradas están a punto de agotarse.


¡Compra música y mucho más en FNAC

Responder

Deja tu comentario y sé respetuoso con los demás