Franz Ferdinand @ Festival SOS 4.8, Murcia (30-04-10)

Publicado el Lunes, 3 de mayo de 2010, por Raúl García
Franz Ferdinand

Vamos a hacer un pequeño ejercicio. Si yo digo: Take Me Out, Dark of the Matinée, Auf Achse, The Fallen, Walk Away, Do You Want To, Michael, Lucid Dreams, This Fire o Ulysses, ¿a alguien le viene a la cabeza alguna palabra que no sea “temazo” o algo similar?

He de decir que, en ocasiones anteriores, siempre que les había visto, me había quedado con sensaciones mezcladas, ya que, a pesar de la calidad de su música, en alguna canción parecen perder un poco de fuerza y además el concierto solía ser demasiado corto, por lo menos en las tres ocasiones anteriores en los que había podido verlos.
Teniendo en cuenta estos antecedentes, me esperaba un concierto para disfrutar por las canciones, pero no un super-concierto. Adoro decir que me equivoque, porque Franz Ferdinand dio un concierto sencillamente espectacular. Repartiendo entre sus tres discos de estudio, tocaron muchísimos de los temas que les han llevado a ser considerados uno de los mejores grupos Indie de la década.
La fuerza y la explosividad que mostraron en el escenario era espectacular, y hasta Alex Kapranos, a quien parece gustarle el público español, se lanzó a hablar en castellano en más de una ocasión. Se les veía comodos en el escenario y esto se trasladaba a la música y al público.
Cuando se acercaba la hora, me empezó a entrar hasta miedo de que se acabara el concierto, pero un tema tras otro, ellos seguían. Y llegó This Fire, canción con la que acaban en muchas ocasiones, y estaba seguro de que era el final, pero ellos seguían, y siguieron hasta cerca de las dos horas, cuando finalizaron con una versión tan larga como espectacular de Lucid Dreams.
Por el camino, Take Me Out hizo saltar al público, Do You Want To lo dejó afónico, Michael lo volvió loco, y una nueva canción -bastante buena- lo soprendió. Tampoco faltaron Walk Away, ni 40, ni Tell Her Tonight, ni Ulysses, ni No You Girls, ni Can’t Stop Feeling, ni muchas otras canciones enormes. Y así, con un espectáculo en toda regla, una fuerza en el escenario brutal y una duración muy larga para ser un festival, el cabeza de cartel de esta edición del SOS 4.8, demostró porqué lo era. Sin duda el mejor concierto y una sensación inmejorable de unos esoceses que con sólo tres discos, ya son legendarios.

¡Compra música y mucho más en FNAC

Responder

Deja tu comentario y sé respetuoso con los demás